Otra muestra de que el cambio climático sigue su curso, es que la temperatura en Filipinas y otros países sigue subiendo, haciendo que muchos animales, plantas y demás, se vean afectados por este aumento de los grados. Cada año sube algún grado la temperatura media global, por lo que es algo en lo que no nos fijamos, pero que está afectado gravemente a los países donde el calor ya es bastante frecuente, como en Filipinas, con un sol intenso todo el año y con unas temperaturas bastante altas.

tifones.jpg

Todo esto no hace que podamos augurar un futuro muy bueno para Filipinas, que seguirá soportando una gran cantidad de tormentas y tifones, haciendo que los habitantes pierdan la vida y por supuesto pierdan sus casas, que es algo importante para ellos. Si a esto le unimos la pérdida de cultivos y vida marina, la situación es cada vez más problemática y el cambio climático contribuye a que sea todavía más grave. Todos estos datos no son para nada buenos y en 2008 han ido empeorando cada vez más.

Si a todo esto le unimos que la pesca se hace de manera descontrolada en ciertas zonas de Filipinas, se contamina mucho y no se respetan otras normas para poder tener una vida sostenible, nos encontramos con un cambio climático que avanza con paso firme, por lo que en pocos años, las consecuencias serán más que notables y de seguro nos arrepentiremos de todo ello. Filipinas es uno de los países más sensibles al cambio climático, debido a su situación geográfica, entre otras cosas. Ahora es cuando hay que actuar y no dejarlo para cuando sea tarde.