Además de saber uno mismo lo que debe hacer para tranquilizarse a la hora de subir a un avión, el personal ya se encuentra preparado para poder atenderlos y aconsejarles a la hora de que presenten síntomas claros de tener miedo en el avión. Es importante que la persona pierda el pánico, porque no hay forma de retroceder para dejarlo en tierra y una vez que se ha despegado, el personal debe controlar a toda persona que pueda presentar este tipo de síntomas característicos, esto tambien lo probare en mis vuelos a Barcelona.

miedo1.jpg

Siempre es importante subirse con calma, tras haber descansado en el aeropuerto, dejando de pensar en que tenemos que tomar un vuelo. Siempre es bueno entretenerse con lo que sea, tomar alguna tila o lo que te apetezca. Una vez subas en el avión es bueno entretenerse con el periódico o con lo que te den, para que así no notes cuando comiences a despegar, que es uno de los momentos de pánico más temido por las personas que presentan miedo a volar.

También es muy importante no mirar por las ventanillas, porque la sensación que te produce es poco agradable a las personas que tienen miedo a volar, mientras que si te ves con fuerzas, mirar por las ventanillas es una experiencia muy bonita mientras despegas. Todo es cuestión de tranquilizarse y en caso contrario, solicitar ayuda a las azafatas para que te puedan aconsejar y ayudar en estos primeros momentos del vuelo, que suele ser cuando un mayor número de personas tiene dificultades.

Vía|Viaje