En todos los países donde el Cristianismo tiene un lugar relevante, el 6 de enero nace cargado de ilusión, sobretodo para los niños, debido a que esperan ansiosos ese día para poder abrir todos los regalos que les dejaron los Reyes Magos, que por supuesto es muy tradicional también en Filipinas, por las raíces cristianas que tiene este país, por lo que además de las navidades, en Filipinas se suele celebrar los Reyes Magos.

reyes-magos.jpg

Como saben es un día muy especial y también lo es la noche anterior, en la que los niños están entusiasmados por ver el regalo que sus majestades dejan para él. Por supuesto los niños reciben sus regalos pero también los mayores esperan el suyo de sus seres más queridos, ya que todos tienen derecho de recibir un bonito regalo por estas fechas.

Esta fiesta indica el final de la Navidad y pone fin a una fecha en donde la fiesta, las grandes cenas y el reunirse con las familias, ha sido la tónica dominante en Filipinas, donde las navidades son unas fechas muy importantes y tradicionalmente familiares.