Filipinas celebra la Semana Santa de una manera muy peculiar y seguro que te sorprenderá conocerla, mucho más verla en directo. Aquí en Filipinas se tiene la peculiar tradición de representar la muerte de Jesús de una manera real, tanto que algunas personas sufren lo mismo que sufrió Jesús. Concretamente en San Pedro de Cutud es donde por estas fechas se crucifican a 10 personas, una de ellas será elegida como Jesús y son 10 penitentes los encargados de darle latigazos y de posteriormente crucificarlos.

semana-santa.jpg

Es una tradición sangrienta y sin duda es la Semana Santa más polémica del mundo. En otras ciudades de Filipinas también se realizan este tipo de prácticas durante la Semana Santa y en algunas de ellas hay autoflagelaciones, por lo que el color a sangre es muy notable. Es una forma de recordar la muerte de Jesús. Ciertamente este espectáculo no es apto para todo el mundo, porque la sangre que se ve es bastante.

Muchos podrán pensar que hacer esto es una tontería, pero como tradición que es, debemos respetarla aunque no la compartamos. Si se piensa detenidamente podríamos pensar que si existiera alguna vez Jesús, seguro que no le gustaría que la gente se hiciera daño, imitando su muerte, pero igualmente estas personas lo hacen para intentar estar mejor consigo misma, aunque luego el dolor de espaldas que se le queda, le dura varias semanas. Si te apetece ver una Semana Santa diferente, Filipinas es tu destino para sorprenderte.

Vía|Dondeviajar
Fotografía|Yulek