filipinas-evacuados.jpg

Hace unas semanas hablábamos del Volcán Mayón, que se encontraba casi en erupción y es por lo que muchas personas tuvieron que ser evacuadas. Después de haber pasado el peligro, ahora se ha permitido que estas personas pudieran volver a sus casas, que es algo que les ha gustado mucho y ahora se encuentran nuevamente en sus hogares. Lo mejor de todo es que sus casas se encuentran intactas y el volcán nuevamente se queda adormecido hasta nuevo aviso.

Son 45.000 personas las que han vuelto a sus hogares y desde luego ha sido un momento muy intenso para ellos, sobre todo porque se han pasado cerca de tres semanas fuera de sus casas y eso no es agradable para nadie, sabiendo que quizás no podrían volver nunca a cada una de sus casas, debido a que el volcán podría haber acabado con todas ellas, algo que afortunadamente no ha sucedido y que deja paso a la felicidad de todos ellos de seguir adelante con sus vidas.

No es agradable vivir al lado de un volcán, porque sabes que en cualquier momento tu vida corre peligro y que tu casa puede ser pasto de las lavas, que destruyen todo lo que encuentran a su paso. Ahora las 45.000 personas viven tranquilas en Filipinas y en sus casas, aunque sabiendo que en cualquier momento podría haber una evacuación urgente, porque cuando se trata de un volcán, no se sabe con certeza si podrá entrar en erupción en breve o se mantendrá dormido para siempre.

Foto|Elnuevoherald