Filipinas, además de ser un paraíso natural, es un país donde la pobreza abunda y es algo que cada vez está más extendido debido a las complicadas situaciones económicas que viven las familias. Estas familias pobres son las que no pueden vivir de nada, ni siquiera del turismo, por lo que no les queda otro remedio que subsistir como pueden.

pobreza-filipinas.jpg

Según un estudio, el 59% de las familias de Filipinas son consideradas pobres. Esta es una cifra alarmante ya que sigue subiendo esta cantidad de personas que son pobres, no tienen para vivir y desde luego pasan por situaciones extremas. Todo afecta al turismo ya que todos los turistas que vienen a Filipinas se encuentran con este triste espectáculo. Muchos de ellos se llevan una sensación desagradable ya que mientras ellos disfrutan de sus vacaciones hay otras familias que se mueren de hambre.

No es fácil buscar una solución ya que el resto de personas que forman la población de Filipinas vive una vida normal, sin lujos pero con lo necesario para vivir. Estas son las personas que disponen de trabajo, casa para vivir y su nivel de vida es bastante bueno dentro de lo que se puede ver en Filipinas. Con esto quiero decir que no es todo tan bonito como lo pintan, y que hay personas que sufren a diario para poder comer algo y dar de comer a su familia.

Vía|Comunidadtulay